Todas las entradas de José Enrique Martínez Lapuente

Tertulia que fue Tartessos

Una librería y su tiempo

Dicen, y no sin razón, que la profesión de librero es una profesión de riesgo. Tal parece cuando son numerosas las librerías que cierran por falta de lectores, y nadie, ningún poder estatal o privado, se estremece ni mueve un dedo ante semejante desafecto por parte del público. Son ya muchas las librerías que han echado la persiana, y que, grandes o pequeñas, en su lugar se instalan oficinas de negocios multinacionales o sedes de entidades financieras. El actual poder político —con independencia del signo que sea— no parece otorgarle demasiada importancia a la cuestión, y, más allá de las consabidas campañas en los medios de comunicación, no hace nada realmente significativo al respecto. Sigue leyendo

Luis Claramunt

Luis Claramunt: El «otro» de sí mismo

El desapego como conquista de la
libertad artística

Solía frecuentar los bares del Barrio Gótico de Barcelona, y, de modo especial, el ubicado en la primera planta de la galería de arte Amagatotis, en la calle de la Liebre.

Tímido, retraído, parco en palabras, Luis Claramunt, de quien desconocíamos su nombre y apellidos, y a quien llamábamos El gitano, era en ese entonces —primeros años ochenta— un artista apenas conocido. Un tipo raro que por no tener ni siquiera poseía carnet de identidad ni cartilla de la Seguridad Social. Un outsider, un marginal, un nómada. Uno más de la peña que recalaba en aquellos lugares que tantos sueños y esperanzas abrigaron en el alma de escritores, poetas, pintores, cineastas, actores y demás congéneres de la farándula de Barcelona. Sigue leyendo

La cuesta de Sísifo

La cuesta de Sísifo, primera sección de este blog, persigue reunir todos aquellos escritos que desarrollen una crítica de las figuras principales que dominan el orbe de nuestra cultura social o política. En ella, pues, tendrán cabida artículos, comentarios y notas que reflejen no sólo temas de actualidad, sino estructuras más profundas y duraderas que determinan el curso de nuestra vida. Sabemos que Sísifo nunca logrará coronar la cumbre, que sus trabajos están condenados al fracaso. Fracaso relativo, sin embargo, pues tras cada tentativa de ascenso la experiencia se fortalece y un nuevo y más amplio conocimiento ilumina el alma del género humano. Aun cuando parezca condenado a repetirse, el ascenso nunca es el mismo, y la cuesta decrece por efecto de la erosión que los pasos del mito ejercen sobre la superficie de la corteza terrestre.

Reivindicación y memoria de Andreu Nin

Actualidad de su figura e influencia de su
pensamiento

Andreu Nin

Andreu Nin en Moscú

Un libro reciente de Andreu Navarra, La revolución imposible,1 ha devuelto a la actualidad la figura de Andreu Nin, uno de los líderes más caracterizados de la izquierda europea durante los años treinta del siglo pasado y figura intelectual de gran relieve en el ámbito de la cultura catalana. Son ya clásicas, y gozan de un prestigio inmarcesible, las traducciones directas que Nin hiciera de grandes autores rusos al catalán; y también notorio su esfuerzo como activo propagandista de las ideas marxistas que permearon el siglo XX tras el estallido de la gran revolución de 1917. Sigue leyendo

Julian Assange, en una imagen de archivo

En defensa de Julian Assange

La libertad de expresión y la razón de Estado

 

Razones, no de Estado, sino de establo.
Baltasar Gracián, El Criticón

¿En qué momento los Estados Unidos de América perdieron su futuro?

Es difícil responder a esta pregunta. Tal vez, en el decurso de la Historia, una serie de acontecimientos con un denominador común constituya un hito a partir del cual ya no exista la posibilidad del retorno y comience, a partir de ahí, la decadencia de las naciones. En general, la expansión de los imperios suele chocar no tanto con un obstáculo externo cuanto con una contradicción o disyunción interna. Sigue leyendo

CONTRE L’INDIFFÉRENCE ET L’OUBLIE / Contra la indiferencia y el olvido

Los pasados 8 y 9 de Octubre, Baltasar Garzón tuvo la gentileza de aceptar una invitación de la asociación Contraluz para presentar su último libro, La Encrucijada, en Aviñón. Asimismo, dicha asociación cultural y José Membrive, editor de Carena, solicitaron mi presencia para hablar del libro y coordinar el debate que tuvo lugar a continuación con el público en el Théâtre des Carmes de esa ciudad francesa. Si bien la presentación y debate se desarrollaron durante el sábado 9 de Octubre, el día anterior se destinó a revisar el caso Julian Assange (de quien Garzón es el coordinador de su defensa) mediante el pase de la película Hacking Justice, de los realizadores Clara López Rubio y Juan Pancorbo. La asistencia del público aviñonés desbordó todas las previsiones gracias a la calurosa difusión que tanto la prensa como distintos entornos culturales dieron a este evento. Sólo cabe agradecer la presencia de Dolores Delgado, antigua ministra de Justicia y actual Fiscal General del Estado Español, y de Clara López Rubio (corealizadora de la película) durante estas dos jornadas. Por mi parte, y como reseña del acontecimiento, me limito a dar el texto que sirvió para presentar la obra de Baltasar Garzón, tanto en francés como en lengua española. Así pues, el lector de Text&Context podrá conocer esta primicia antes de leer el ensayo de Baltasar Garzón: La Encrucijada.

Aviñón, la ciudad de los papas.

Sigue leyendo

Movilización ciudadana contra los desahucios

Una idea practicable

Construcción de un Fondo de Garantía Universal para el pago de alquileres

La noticia, aterradora, me produjo una terrible sacudida: una comitiva provista del mandamiento legal pertinente llegó a un domicilio de Barcelona para efectuar un lanzamiento [Der. Despojo de una posesión o tenencia por fuerza judicial] de bienes y proceder al desahucio del inquilino que ocupaba el apartamento. El habitante de esa vivienda, un hombre solo y sin esperanza, solicitó unos segundos de aplazamiento («Un momento, por favor») y, decidido, con paso firme, se dirigió hacia la parte posterior de la que hasta ese momento había sido su morada y, enfilando su cuerpo a través de una ventana, se arrojó al vacío muriendo en el acto mismo de acabar con su vida. Sigue leyendo

Cartel de "Noche de vino tinto".

Nunes, un «memento»

Imagen última de un creador irrepetible

 

Para Adela Martínez, con un recuerdo emocionado.
Asimismo, para Virginia, Jorge, Daniel, Patricia y Raquel Nunes.

Parece ser que la España de los años sesenta no fue tan truculenta como algunos pretenden. Cierto: la dictadura del general Franco fue una experiencia que traumatizó a millones de ciudadanos que, anonadados ante la mezcla de represión y precariedad existente, no acertaban sino a sobrellevar sus vidas de la forma más anodina posible. Sin embargo, en el interior de aquel país, contra viento y marea y desafiando las leyes inicuas de un régimen opresor, la vida se las arreglaba para decir aquello que no podía sino insinuarse de forma elíptica, tangencial, con sobreentendidos que, a la par que curiosidad, despertaban complicidades de todo tipo. Sigue leyendo

Nebulosa de la Quilla

Luminosos recuerdos de la materia oscura

Materia y universo en la obra de Enrique Gracián

El dolor enseñaba
Cómo una forma opaca, copiando luz ajena
Parece luminosa.

Luis Cernuda
(«Quisiera saber por qué esta muerte»)

Supe de Enrique Gracián por una entrevista que concedió en Barcelona al periódico La Vanguardia. En conversación mantenida con uno de sus colaboradores, Víctor Amela, este matemático, experto docente que siente pasión por la divulgación científica y que ha sido subdirector del programa Redes de Televisión Española (TVE), hablaba de aquello que sabe con probada solvencia, y, sobre todo, con sentido del humor. Fue este rasgo de su personalidad, así como su apellido («¿Tendrá algún grado de parentesco con Baltasar Gracián?», pregunté para mis adentros) los que me decidieron a leer su reciente obra: Construir el mundo.1 Además de encontrar en ella una exposición rigurosa y amena acerca de la formación y estructura de la materia, así como un paseo por el universo conocido hasta ahora por el hombre, descubrí en su discurso a un pedagogo ejemplar, alejado por completo de ese lema que tantos sufrimos bajo la férula de la escuela franquista: «La letra con sangre entra». Para este autor, la regla no es otra que la impartida por su admirado Mendeléyev: instruir con el ejemplo y corregir con amor. ¡Cuántas desgracias nos habríamos ahorrado de haber seguido esta recomendación, tan sabia como prudente! Sigue leyendo